Separación entre Periodismo y Relaciones Públicas.

 

El periodista, en las sociedades democráticas actuales, no es un profesional “sin más”, puntualiza Quim Gil. “Su actividad informativa tiene una trascendencia social reconocida y explicitada en el reconocimiento de derechos como la cláusula de conciencia y el secreto profesional. El respeto a estos derechos de los periodistas, la independencia de los medios y la pluralidad informativa constituyen uno de los pilares fundamentales del Estado. Alejandro Miró Quesada G. afirma que el periodismo ha sido el más importante instrumento para reformar la sociedad. Su misión es, pues, además de informativa, orientadora y educadora.

 Por su lado, las Relaciones Públicas, agrega, Cutlip, Center y Broom, en su libro «Relaciones Públicas Eficaces», destacan que: Las relaciones públicas son la función directiva que establece y mantiene relaciones mutuamente beneficiosas entre una organización y los públicos de los que dependen su éxito o fracaso.

Ahora bien, he traído a consideración estas definiciones entre ambas disciplinas comprendidas como una herramienta administrativa para el Estado, puesto que en su conjunto coadyuvan a asegurar procesos de comunicación entre grupos de interés en especial, todo ello, con la finalidad de conquistar su comprensión y aceptación, y de influir favorablemente en sus actitudes hacia la empresa u organización, sus productos, servicios y políticas.

 Analicemos estas dos figuras Periodismo y Relaciones Públicas dentro del aparato gubernamental panameño, desde las aulas universitarias profesores de la talla de Agustín del Rosario, Santiago Samaniego, Leticia Smith, marcaron en paralelo el perfil del periodismo y de las relaciones públicas, es decir juntos pero no revueltos, esto significa que zapatero a tus zapatos, no representa lo mismo la labor del periodista en las direcciones de Relaciones Públicas del Estado frente a las estrategias que pueda ejecutar un Relacionista Público de cara a la construcción y conservación de una imagen positiva para las instituciones con la comunidad,

¿Saben porqué? simple y llanamente, porque tienen formaciones académicas diferentes.

 Los especialistas de Relaciones Públicas manejan las funciones organizaciones tales como: medios de comunicación, comunidad, consumidores y relaciones gubernamentales; campañas políticas representación de grupos de interés, mediación de conflictos, relaciones con los inversionistas y con los colaboradores, bajo un prisma científico. En tanto, la labor del profesional del Periodismo es comprender la realidad social y comunicarla. Para ello cuenta con la capacitación instrumental y tecnológica conveniente para una difusión en cualquier medio de comunicación.

Las instituciones del Estado confrontan una crisis de imagen y credibilidad, cuyos fracasos y éxitos dependerán en gran medida, del pensamiento estratégico del relacionista público.

Este Profesional debe dar la cara por la Institución ante la opinión pública en situaciones críticas), a través de su habilidad estratégica y comunicativa que corresponde a estos expertos de la comunicación.

Respetados colegas especialistas de las Relaciones Públicas del Estado, es hora ya de salir de las oficinas refrigeradas, demuestren su pensamiento critico, capacidad de estratega, su carácter inquisitivo, su sentido de pertenencia por la Institución para la que sirven, son Ustedes los servidores comprometidos con la transformación de la actitud de la comunidad, ustedes son la voz y la imagen de la Institución ante terceros, ensayemos vínculos de comunicación entre Gobierno y Comunidad, Ya que a través de esta estrategia podremos encontrar las posibles soluciones a los problemas.

 

Autora: Elodia Magdalena Muñoz Muñoz. Panamá, Panamá.

Comunicadora social.

Relacionista Pública.

 

elodia1141@gmail.com

 

 

 

Regresar.